sábado, 11 de julio de 2009

saque



Características generales
El jugador tiene 5 segundos de tiempo después que suene el silbato del árbitro para realizar la acción del juego.
Con el saque comienza el juego ofensivo. El jugador puede obtener puntos directos sin la cooperación de otros, sin embargo, un error en el saque significa también la pérdida de la iniciativa en el juego. De la ejecución del saque se desprende un efecto moral que debe capitalizarse a favor del equipo propio. Se conseguirá un gran efecto beneficioso cuando se logra evitar errores y dificultar al mismo tiempo el ataque contrario. La seguridad debe estar antes que el riesgo.

El saque frontal de abajo, es el tipo de ejecución preferida por los principiantes. Es fácil de aprender y todo jugador deberá saber ejecutarlo.
El saque frontal de arriba con efecto, es un saque ofensivo y se parece a la ejecución del remate frontal. Su aplicación está llena de riesgos.
En la aplicación del saque de gancho el éxito depende exclusivamente de la fuerza de la pegada. Es un saque ofensivo, limpio y apenas se puede pegar con dirección.
En el saque flotante de frente y lateral, no hay rotación de la pelota. La eficacia se logra a través de su trayectoria irregular.

Formas de aprendizaje
Los lanzamientos con pelotas diferentes sobre distancias cortas y largas son los indicados como ejercicios preparatorios. Antes de los primeros intentos es aconsejable transmitir en primer lugar la forma correcta de lanzar la pelota al aire.
Se empezará bajo condiciones simplificadas, para que los jugadores puedan centrarse de lleno en la comprensión de la estructura del movimiento. En esta fase de la formación son muy importantes las indicaciones correctivas con demostraciones del movimiento.
Practicaremos los saques sobre la red y aumentaremos paso a paso la distancia. El saque preciso hacia un compañero se completará intentando pegarle a la pelota con la trayectoria correcta.

Indicaciones para el entrenamiento
En cada hora de práctica se dedicarán por lo menos, 5 minutos de entrenamiento al saque.
Es conveniente realizar saques entre ejercicios parciales de gran esfuerzo (sobre todo durante el trabajo de saltos).
Los saques hacia determinados objetivos son adecuados para la estabilización del desarrollo del movimiento. La aplicación de formas de competencias (quién realiza primero 10 saques seguidos sin errores, por ejemplo) ofrece un atractivo complementario para la práctica concentrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada